"Como hacer un separador de hojas de libros"

Todo lo que necesitas para hacer este sencillo tutorial son pinturas ya sea acrílica o plástica, eso va a depender de tu gusto, un pedazo de cartulina o cascarón de huevo, yo en este caso utilice un separador ya usado. También necesitamos pinceles y una pequeña paleta para pintura. Papel adhesivo, tijeras y una mica.
En este sencillo tutorial aprenderemos como hacer de manera práctica y sencilla un detallito para alguien que le guste leer, los materiales que necesitamos son muy sencillo también y fáciles de conseguir, lo primero que tenemos que hacer es pensar una imagen que sea representativa de la persona, ya bien un personaje, una fotografía o algo que a la persona le guste mucho.
Una vez que hemos pensado nuestra idea debemos imprimirla en el papel calca, este papel es un papel poco común pero si vives en una ciudad grande podrás encontrarlo fácil en cualquier papelería.
Una vez que hemos impreso la imagen comenzamos con el trabajo sobre el pedazo de cartulina o bien cascarón de huevo, yo en este caso utilice un separador ya usado. Primero tienes que pintarlo, esto para las personas como yo, que utilizamos un material muy colorido, ya que algunas veces las imágenes ya impresas en el separador se transparentan, por lo mismo conviene administrarle varias capas de pintura blanca, no se preocupen por el precio, la pintura blanca siempre es muy económica, he visto frasquitos de acrílico desde 5 pesos y de pintura textil desde 13 pesos (hablando en pesos mexicanos).
Para las personas que tienen ya su cascarón de huevo pueden brincarse este paso, ya que lo único que tenemos finalidad aqui es que no se transparenten las imágenes de fondo y que el separador sea un poco más grueso para que no se doble con facilidad, en este caso, no es necesario. Todo será a criterio de la persona y de los materiales que elija.

Proceso de pintura en el separador de libros.

Una vez que hemos pintado nuestro separador o bien cualquier decisión que hayamos tomado, recordando que para gustos tenemos los colores, procedemos a forrar nuestro separador con el papel calca, en este caso yo decidí que quería que las imágenes (una sola imagen), aparecieran solo de una lado del separador.
Así que la parte de atrás la forre con el papel calca en blanco para posteriormente añadir la imagen en la parte de enfrente. Cada quien decide como colocar su imagen. y que tan grande quiere recortarla, el chiste es echarle imaginación.

Separador forrado con el papel calca

Una vez terminado el proceso solo recortamos por el contorno y nos queda nuestro flamante separador.
Hasta aquí tenemos un bonito detalle, elegante y económico, que puede alegrar cualquier día y que la persona dará un uso constante.
Ahora bien si quieres invertir un poquito más puedes ir a cualquier papelería u oficina y pedir que te lo enmiquen, esto lo hará aún más resistente 

Esto es solo un ejemplo de lo que puedes hacer.

No hay comentarios: