¿Qué se sentirá "no pensar"?



Con frecuencia nos hacemos cuestión acerca del pensamiento humano. Sabemos que cada uno somos diferentes, hacemos cosas diferentes, pensamos diferente.
Nos detenemos en la contemplación de lo extraordinario para meditar si la manera que tenemos nosotros de ver la vida es la única forma que hay de ver las cosas. 


Fascinante y curioso nos resulta la diversidad de pensamientos. ¿No les pasa que comienzan a clasificar a las personas?. El tonto, el seguro, el hábil, y en esa clasificación salen miles de dudas. Curiosidades que nos gustaría entender o saber. 

Una de las preguntas más frecuentes es: ¿Qué se sentirá no pensar?, ¿Qué se sentirá alejarnos del pensamiento? abstraernos de nuevas ideas. Vivir mecánicamente. Vivir por vivir. Teniendo miedo de pensar cosas diferentes a nuestra naturaleza. Y tal vez comenzaremos, en ese afán de tener miedo a pensar. A pensar como todos, a aferrarnos a sus ideas. Sería como un pesadilla viviente supongo. Una pesadilla más común y repetitiva de lo que creemos. Y, ¿si un día despertamos en un sueño? y nos damos cuenta que nuestra forma de ver las cosas no es la más indicada. Que hemos dejado de pensar. Que el sitio como especie intelectual ha ido en decadencia.¿Tendríamos la capacidad para comenzar otra vez?.¿Podríamos recuperar el lugar que nosotros mismos hemos ido perdiendo?.

Somos lo que tenemos, y ¿si no tenemos que somos?.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me recuerda a "Un mundo feliz". Los más felices eran los que no pensaban, los que vivían mecánicamente, o eso decía el libro, que eran los más felices.
Y sin embargo, los que pensaban un poco se daban cuenta de que tenerlo todo no les hacía tan felices.

antonia dijo...

Pues me he preguntado justamente esto muchas veces... el miedo a la muerte