Te extraño


Ya casi un año de que te fuiste, no te he escrito no porque no haya querido, si no porque no he sabido el cómo hacerlo, en unos días, cumplirías tus 91 años, que dicha hubiera sido poder llegar juntos a ese día, pero Dios no lo quiso así, te mando muchas felicitaciones hasta allá en el cielo dónde sé que  estás, ¿sabes?, te extraño y si pudiera decirte algo, sería que hacen falta en el mundo más personas como tú. Un abrazo mi jefe, todos los días pienso en usted y trato de hacer mi tarea lo mejor que puedo, cuando tú lo hacías parecía fácil, pero créeme no lo es. Cuídanos desde allá, nos haces mucha falta. Tus regaños, tu preocupación, tus ganas de que fuéramos personas de bien, ya tengo mis papeles, no te voy a fallar. 

No hay comentarios: